Suscríbete a las entradas del blog

Una puerta se cierra, otra se abre

Por Rodrigo A. Virgós

Toda mi vida adulta he tenido vena emprendedora. Ya en la carrera de Informática de Sistemas escogí como optativa la asignatura de Gestión Contable, con el objetivo de saber unas nociones de contabilidad "cuando abriera mi empresa", y en 2010 se me presentó la opción de hacerlo realidad.

Mi primera empresa.

Mis socios y yo invertimos muchos recursos e ilusión en emprender esta aventura, y desde entonces no imagino volver a trabajar por cuenta ajena. Aunque sacar un negocio adelante es muy duro (más de lo que imaginaba, y eso que ya estaba advertido), no cambio por nada poder tomar las decisiones y hacer las cosas a tu modo, al modo que tú consideras mejor.

Aprendiendo a volar solo.

En 2013 decidí seguir haciendo lo que mejor se me da, ahora como freelance, apostando por mi marca personal y creando esta misma web. Yo y nadie más representaba los departamentos de contabilidad, facturación, diseño, desarrollo, recursos humanos, comercial, etc, aunque consiguiendo bastante buenos resultados.

Un punto de inflexión.

Poco después, el azar me hizo re-encontrarme con Pablo, un viejo conocido. Yo trabajaba en una empresa y Pablo era cliente de la misma. Siempre hubo muy buen entendimiento entre nosotros por aquel entonces, y resultó seguir siendo así 4 años después. Casi sin darnos cuenta, ya teníamos en marcha queverdeasturias.com y habíamos creado Netfila, una empresa creada con el único objetivo de gestionar el portal.

Siempre nos planteamos Netfila como un complemento a nuestros respectivos negocios personales, y para nosotros fue una sorpresa empezar a recibir solicitudes de desarrollo web para terceros, pues no era la filosofía de la empresa. Decidimos no "poner puertas al campo" si era lo que el mercado nos demandaba, pero tratando de no perder el norte.

Y entonces las cosas dieron un giro.

En las últimas semanas, han ocurrido dos acontecimientos que marcarán mi futuro más próximo. De nuevo el azar ha hecho que ambos coincidan en el tiempo:

  1. Por un lado, mi primera empresa dice adiós. La semana pasada decidimos ponerle fin. A efectos prácticos, no teníamos actividad desde hacía años, y por tanto no tenía sentido mantenerla registrada.
  2. Por otro lado, hemos absorvido a una tercera empresa: ayalga.com, lo que convierte a Netfila en un grande dentro del panorama asturiano, y provocando que desarrollar sitios web para terceros deje de ser una tarea residual, para ser una de nuestras principales actividades. Esto me ha llevado a tomar la decisión de centralizar mi profesión como Netfila. Considero que Pablo y yo formamos un buen equipo, nos complementamos muy bien y seremos más competitivos si todos remamos en la misma dirección.

Por tanto, ya no habrá RVirgós y Netfila, sino sólo Netfila. Esta web y este blog se mantendrán porque mi marca no desaparece, aunque ya no la usaré para ejercer mi profesión.

Estamos en un importante proceso de reestructuración y cambio de imagen. Os invito a que estéis al tanto, pues pronto estrenaremos nueva web, y esperamos dar mucho que hablar.


Sin comentarios

Me encantaría recibir tu comentario, ¡anímate!

Haz un comentario